Switch to ADA Accessible Theme Cerrar Menú

Abogados de Muerte por Negligencia en Riverside

Los abogados de muerte por negligencia en Riverside de Ochoa & Calderón tienen años de experiencia ayudando a las víctimas de accidentes y a sus familias a responsabilizar a los acusados negligentes por la devastación que han causado sus acciones. Si su ser querido murió en un accidente o por el acto deliberado de una parte maliciosa, usted y su familia pueden tener una demanda de muerte por negligencia. Si bien nada puede llenar el vacío que deja la repentina partida de un miembro de la familia, hacer que las partes responsables sean responsables puede proporcionar una medida de cierre, así como un alivio financiero por el daño económico que la pérdida de un ser querido puede causar. Nuestro equipo legal de Muerte por Negligencia en el Sur de California está listo para ayudarle a usted y a su familia a obtener la justicia, y la compensación, que usted merece.

¿Qué es una Reclamación de Muerte por Negligencia?

Una reclamación por muerte por negligencia es muy parecida a una reclamación por daños personales, salvo que la víctima en cuestión ha fallecido. Dependiendo de la ley del estado, la demanda puede presentarse en nombre de la víctima fallecida, en nombre de los familiares supervivientes, o en ambos. En California, se puede presentar una reclamación por muerte por negligencia cuando la víctima ha fallecido debido a la negligencia o al acto intencionado de otra parte.

Las reclamaciones de Muerte por Negligencia son independientes de los procesos penales. Un conductor ebrio, por ejemplo, puede ser arrestado y procesado por homicidio y otros delitos después de un accidente fatal. Si ese caso penal procede, y si tiene éxito, es totalmente independiente de si pueden ser responsables de los daños en un caso civil de Muerte por Negligencia. Una condena penal puede ayudar a una demanda de muerte por negligencia al servir como prueba de que el acusado cometió el acto y causó la muerte de la víctima, pero incluso si el caso penal se retira, la familia de la víctima todavía puede demandar por daños y perjuicios. Mientras que la culpabilidad penal debe establecerse “más allá de toda duda razonable”, los demandantes civiles sólo necesitan establecer la responsabilidad del acusado “por una preponderancia de la evidencia”, lo que significa que es más probable que el acusado causó la muerte de la víctima y debe ser considerado responsable.

¿Quién Puede Presentar una Demanda de Muerte por Negligencia?

La Muerte por Negligencia es un área compleja del derecho, particularmente porque cada estado tiene sus propias reglas con respecto a las demandas de muerte por negligencia. En algunos estados, las reclamaciones por muerte por negligencia sólo pueden ser presentadas por un representante del patrimonio de la víctima fallecida, solicitando los daños y perjuicios que la víctima habría podido recuperar si hubiera sobrevivido. En otros estados, los familiares de la víctima pueden presentar reclamaciones por muerte por negligencia en su propio nombre. Si su ser querido ha muerto en un accidente en el sur de California, asegúrese de trabajar con un abogado de muerte por negligencia bien informado y eficaz que entiende los matices de la muerte por negligencia y la ley de lesiones personales basado en su jurisdicción.

Bajo el estatuto de muerte por negligencia de California, una demanda de muerte por negligencia puede ser presentada por las siguientes partes:

  • Cónyuge o pareja de hecho superviviente de la víctima
  • Los hijos supervivientes de la víctima
  • Los nietos supervivientes de la víctima de cualquier hijo fallecido

Si no se dispone de estas partes, puede presentar una reclamación por muerte por negligencia cualquier persona “que tenga derecho a los bienes del difunto por sucesión intestada”, incluidos los padres, hermanos y otros familiares. También pueden reclamar otras personas que dependían económicamente de la víctima.

Además de la demanda de muerte por negligencia, un representante de la herencia o el sucesor en interés del difunto puede presentar una demanda de los sobrevivientes en busca de daños y perjuicios que el difunto habría sido capaz de cobrar si hubiera sobrevivido. Hable con un abogado con experiencia en muerte por negligencia en California para averiguar si puede tener una reclamación después del fallecimiento de su ser querido.

¿Qué Daños y Perjuicios Hay en una Demanda de Muerte por Negligencia?

Los “daños y perjuicios” se refieren a las pérdidas reclamadas por los demandantes en un caso determinado. Los daños difieren según la naturaleza del caso y la relación entre el demandante y la víctima. En un caso de Muerte por Negligencia, los demandantes pueden solicitar los siguientes daños y perjuicios:

  • Apoyo financiero que el difunto habría aportado a la familia
  • Pérdida de regalos o beneficios que la familia o el miembro de la familia habría esperado recibir del difunto
  • Gastos de funeral y entierro
  • El valor razonable de los servicios domésticos que el difunto hubiera realizado
  • Daño emocional causado por la pérdida de la intimidad de la pareja, la pérdida del amor y la compañía de un miembro de la familia, o la pérdida de la orientación de una figura parental

Un abogado con experiencia en muerte por negligencia en California puede guiarle a través de los daños que usted y su familia pueden reclamar, y cómo puede maximizar su recuperación disponible.

Llame Hoy a un Abogado de Muerte por Negligencia en Riverside

Si su ser querido ha muerto en un accidente de tráfico, resbalón y caída, o de otra manera debido a la negligencia de alguien o mala acción intencional, el equipo legal de muerte por negligencia del sur de California en Ochoa y Calderón está listo para ayudar. Llevamos décadas ayudando a las víctimas de accidentes y a sus familias a buscar justicia y compensación por los daños que han sufrido. Llame a Ochoa & Calderón para una consulta gratuita sobre sus posibles reclamaciones de Muerte por Negligencia. Sólo cobramos honorarios cuando conseguimos una indemnización para usted. Su éxito es nuestro éxito, y si no hay recuperación no hay honorarios.

Compartir Esta Página:
Facebook Twitter LinkedIn