Switch to ADA Accessible Theme Cerrar Menú

¿Cuándo se Convierte un Código de Vestimenta en Discriminación de Sexo/Género?

Dress Code text on notepad, concept background

La ley de California prohíbe la discriminación de sexo y género en el lugar de trabajo. A veces, la discriminación es clara: una empresa tiene una política o práctica clara de contratar y promover solo a trabajadores masculinos o heterosexuales. Sin embargo, la discriminación laboral puede ser más sutil, camuflada por políticas que parecen justas o neutrales desde afuera. Incluso un código de vestimenta que se aplica a todos los empleados puede constituir discriminación laboral ilegal, dependiendo de las circunstancias. Continúe leyendo para una discusión de cuándo y cómo un código de vestimenta puede constituir discriminación de sexo y/o género. Si cree que ha presenciado o sido víctima de discriminación en su lugar de trabajo, contacte a un apasionado abogado de derecho laboral del sur de California para obtener ayuda.

Los Códigos de Vestimenta Generalmente Son Legales

Los códigos de vestimenta no son, per se, ilegales. La ley reconoce que los empleadores tienen el derecho de imponer restricciones razonables en la vestimenta y apariencia de los empleados para fomentar el ambiente de trabajo que se adapte a su negocio. Los empleadores pueden establecer requisitos o limitaciones para promover la seguridad, el profesionalismo, la uniformidad y una imagen favorable a los clientes y clientes. Como se discute a continuación, los códigos de vestimenta pueden incluso establecer diferentes requisitos para empleados masculinos y femeninos.

Cuándo los Códigos de Vestimenta Son Ilegales: Cargas Excesivas o Fomento de Acoso

Los códigos de vestimenta son legales hasta cierto punto. En California, los códigos de vestimenta pueden cruzar la línea hacia la discriminación ilegal de sexo o género cuando sobrecargan excesivamente a un sexo o género. Una política que requiere que las mujeres usen vestidos formales o mantengan el cabello largo y lo estilicen, mientras permite a los hombres mantener el cabello corto y vestirse de manera casual, sería discriminatoria. Si la política permite a los hombres mantener el cabello corto sin restricción, a las mujeres también se les debería permitir mantener estilos de bajo mantenimiento, incluso si hay un requisito general de “profesionalismo”.

Las políticas que fomentan el acoso sexual también son ilegales. Un empleador no puede, por ejemplo, obligar a las mujeres a usar ropa reveladora o sexualizada sin un propósito comercial legítimo.

Los Empleadores de California No Pueden Obligar a las Mujeres a Usar Faldas

La ley de California prohíbe específicamente una práctica histórica de código de vestimenta: impedir que las mujeres usen pantalones. Los empleadores pueden establecer reglas y directrices para trajes, trajes pantalón y conjuntos con falda, pero no pueden impedir directamente que las mujeres elijan la opción de pantalones. Si se le está obligando a usar un vestido o falda en el trabajo, está siendo objeto de discriminación ilegal.

Las Políticas de Código de Vestimenta Específicas de Género Pueden Ser Permitidas

Es notable que, aunque las políticas de código de vestimenta específicas de género claramente afectan a empleados de diferentes sexos y géneros de manera diferente, los tribunales las han permitido. Por ejemplo, un código de vestimenta en un ambiente de trabajo formal puede impedir que los empleados masculinos usen maquillaje, joyería facial o esmalte de uñas. Los códigos de vestimenta pueden ser elaborados para adaptarse al ambiente laboral, siempre y cuando carguen a todos los empleados por igual, por ejemplo, un restaurante que requiere que las mujeres se vistan como “meseras” y los hombres como “escuderos” o “campesinos” tradicionales. Siempre y cuando los requisitos sean más o menos iguales, el hecho de que no sean exactamente los mismos para todos los sexos o géneros no es per se ilegal.

Las restricciones en los peinados también están permitidas, hasta cierto punto. Un empleador puede establecer ciertos requisitos o limitaciones en los peinados para hombres y mujeres, siempre que generalmente carguen a todos por igual. Los empleados pueden solicitar un ajuste por motivos religiosos u otros derechos personales. Además, California ahora prohíbe las políticas de código de cabello que cargan desigualmente a ciertos empleados basados en su raza u origen nacional, las políticas que prohíben los peinados “naturales” que afectan desproporcionadamente a personas de color ya no están permitidas.

Los Empleados Pueden Elegir el Código de Vestimenta Que Corresponde a Su Identidad de Género

Es notable que, incluso si un código de vestimenta en el lugar de trabajo establece requisitos específicos de género, los trabajadores de California tienen el derecho de expresar su propia identidad de género. Un empleador no puede obligar a un empleado a usar un uniforme que no corresponda a su identidad de género personal o expresión de género. Si usted se identifica como mujer y su empleador lo obliga a usar el uniforme masculino, podría tener una reclamación por discriminación ilegal.

Contacte a un Experimentado Abogado de Derecho Laboral Para Ayuda Con una Reclamación de Discriminación de Sexo o Género en el Sur de California

Para obtener ayuda protegiéndose y recuperando compensación después de experimentar discriminación laboral en el sur de California, llame a Ochoa & Calderón para discutir su caso con un abogado laboral y de empleo conocedor y exitoso de California. Llame al 951-901-4444 en Riverside o al 844-401-0750 sin costo en todo el sur de California.

Facebook Twitter LinkedIn