Switch to ADA Accessible Theme Cerrar Menú

Señales de Discriminación por Sexo: ¿Eres Víctima?

Male Coworkers Whispering Behind Back Of Unhappy Businesswoman In Office

Las leyes de California y federales prohíben la discriminación por sexo en el lugar de trabajo. La discriminación por sexo incluye tanto la discriminación en el trato como el acoso sexual. La discriminación por sexo incluye la discriminación basada en la orientación sexual o la identidad de género del empleado.

Sin embargo, la discriminación por sexo no siempre es fácil de detectar. Puede ser sutil, insidiosa y abarcar toda la empresa. A continuación, discutimos varias formas en las que la discriminación sutil por sexo puede estar ocurriendo en su empresa. Si cree que ha presenciado o sido víctima de discriminación en su lugar de trabajo, contacte a un apasionado abogado de derecho laboral del sur de California para obtener ayuda.

Disparidad Salarial

La desigualdad salarial es la forma quintesencial de discriminación por sexo y género. Si descubre que está recibiendo menos pago que sus colegas masculinos, o que hay un patrón de pagar menos a los empleados por las mismas tareas laborales basado en su sexo, género o identidad de género, entonces su empresa puede estar incurriendo en discriminación por sexo.

Es importante mirar más allá de los títulos nominales al considerar si existe tal disparidad salarial. Si está realizando sustancialmente las mismas tareas con el mismo nivel de responsabilidad que su contraparte masculina, incluso si a ellos se les da un título diferente, usted merece el mismo pago. Otorgar a las empleadas y empleados masculinos diferentes títulos para el mismo trabajo es una técnica clásica para justificar disparidades salariales ilegales.

Contratación o Promociones Disparatadas

También puede darse cuenta de una tendencia inusual en la contratación o promociones. Si nota una amplia disparidad en el número de entrevistas otorgadas a solicitantes por género, o que todas las promociones parecen ser ocupadas por hombres, entonces la empresa puede estar incurriendo en discriminación por sexo sutil.

Una forma de identificar la discriminación sutil y sistémica es mirar a los altos ejecutivos de la empresa. Si hay una gran disparidad basada en el género, por ejemplo, el 90% o más de los ejecutivos o la alta dirección son hombres, puede haber discriminación sistémica por sexo o género.

Trato Desigual del Mal Comportamiento

Puede ser difícil identificar la discriminación por sexo en el lugar de trabajo por muchas razones. Incluso si presencia que más mujeres son despedidas o pasadas por alto para promociones, por ejemplo, la empresa puede tratar de justificar tales acciones señalando evaluaciones de rendimiento y castigos por mala conducta. Incluso estos pueden estar sesgados por sexo o género.

Un estudio de la industria de servicios financieros publicado por el National Bureau of Economic Research en 2017, por ejemplo, encontró un sesgo de género significativo en cómo se manejaba la mala conducta en el lugar de trabajo. Las empleadas eran un 20% más propensas a ser despedidas después de una mala conducta (y un 30% menos propensas a encontrar nuevos trabajos) en comparación con los hombres en la misma industria, a pesar de participar en conductas que eran un 20% menos costosas para las empresas y con mucha menor propensión a la mala conducta repetida.

Si se ha encontrado sometido a castigos mucho más severos que sus colegas masculinos por la misma conducta, podría ser víctima de discriminación por sexo.

Códigos de Vestimenta y Políticas de Apariencia Sesgados

Muchos lugares de trabajo incurren en discriminación al tener políticas estrictas que solo se aplican a un género. Si su empleador tiene una política de varias páginas sobre cómo deben vestirse las mujeres, peinar su cabello o presentarse, con pocos o ningún estándar sobre cómo deben vestirse los hombres, podrían estar incurriendo en discriminación sutil. Una política que requiere que las mujeres usen maquillaje, por ejemplo, pero no los hombres, sería discriminatoria.

Otros Ejemplos de Discriminación por Sexo

La discriminación por sexo puede tomar muchas formas. Cualquier conducta que le prive de las mismas ventajas y beneficios del empleo basado en su sexo, género o identidad de género podría constituir discriminación. Trato que hace su trabajo más difícil de lo necesario, o más difícil que el de sus colegas de un sexo diferente, puede constituir discriminación.

Ejemplos de discriminación por sexo pueden incluir:

  • Excluirle de eventos de la empresa a los que se invita a miembros del sexo opuesto
  • Recibir menos apoyo de los supervisores que los compañeros de trabajo del sexo opuesto
  • Ser tratado como menos competente que los compañeros de trabajo debido al sexo
  • Bromas sobre su apariencia, su competencia, o que de otro modo están dirigidas a su sexo
  • Recibir menos asignaciones o asignaciones menos importantes que los compañeros de trabajo del sexo opuesto
  • Ser degradado, pasando por alto una promoción, o transferido a una posición menos deseable basado en su sexo

Contacte a un Dedicado Abogado de Derecho Laboral Para Ayuda Con una Reclamación de Discriminación por Sexo o Género en el Sur de California

Para obtener ayuda protegiéndose y recuperando compensación después de experimentar discriminación laboral en el sur de California, llame a Ochoa & Calderón para discutir su caso con un abogado laboral y de empleo minucioso y diligente de California. Llame al 951-901-4444 en Riverside o al 844-401-0750 sin costo en todo el sur de California.

Facebook Twitter LinkedIn